Loading...

Pacientes

Acerca del Cáncer

Preguntas frecuentes.
Fuente: Fundación Richardet Longo y M. D. Anderson cáncer Center

Se denomina cáncer a todo tumor maligno caracterizado por la multiplicación anormal y desordenadas de las células, las cuales tienen la característica de invadir los tejidos adyacentes y a distancia. No es una enfermedad única, sino un conjunto de enfermedades que se clasifican en función del téjido y célula de origen.


El cáncer comienza cuando las células, que se dividen y multiplican constantemente para reemplazar a las viejas y dañadas, comienzan a dividirse innecesariamente formando tejido en exceso conocido como un tumor.
En la mayoría de los casos los tumores son benignos, lo que significa que no son cáncerosos. Los tumores benignos, a pesar de que pueden causar algunos problemas de salud dependiendo de su tamaño y ubicación, no amenazan la vida.
Pero cuando una célula anormal empieza a dividirse, eventualmente forma un tumor maligno o cánceroso.
Las células cáncerososas tienen la capacidad de viajar por la sangre a otras zonas del organismo, produciendo crecimientos secundarios conocidos como metástasis.

 

Numerosos estudios en la actualidad demuestran que el cáncer tomado a tiempo es una enfermedad tratable. Por eso la importancia de los controles médicos periódicos, de una conducta de vida sana unida a la práctica deportiva.
Es fundamental evitar exposiociones prolongadas al sol, fumar, o estar en contacto con sustancias químicas.

 

Las tasas de mortalidad por cáncer han disminuídos en los últimos años, por lo que es indispensable la toma de conciencia de los malos hábitos y del cuidado del organismo.

 

Métodos de detección

Es invalorable la ayuda que han prestado las técnicas modernas de detección en la lucha contra el cáncer.
Entre los exámenes comúnmente practicados para detectar tumores tenemos:

  • PAPANICOLAU o citología cervical:


Es un examen sencillo, rápido, indoloro. Consiste en la toma de una muestra de secreción del cuello del útero para obtener un conjunto de células. Su estudio en el laboratorio mediante técnicas de fijación nos indica si hay sospecha de cáncer como así también la presencia de alguna infección que pueden ser causante de tumor a futuro.
Este examen se debe practicar una vez al año en toda mujer que haya tenido relaciones sexuales o que tenga más de 18 años.

  • ANALISIS DE SANGRE

 

Se puede determinar la existencia de células maligans en sangre, ya que algunos tumores liberaran sustancias llamadas marcadores.
Recientemente se ha puesto a disposición un análisis de sangre para detectar el cáncer de ovario conocido como CA-125. Sin embargo, los análisis de sangre por sí mismos pueden ser no concluyentes y otros métodos deberán usarse para confirmar el diagnóstico.

  • BIOPSIA


Se obtiene quirúrgicamente una pequeña muestra de tejido que se examina bajo un microscopio para determinar la presencia de células cáncerosas. Dependiendo de la ubicación del tumor, algunas biopsias pueden realizarse como paciente ambulatorio, sólo con anestesia local.

  • ENDOSCOPIA


 

Método por el cuál se pue AAAAAAe inserta un tubo de plástico flexible, con una pequeña cámara en la punta, en las cavidades del cuerpo y los órganos, permitiendo que el médico vea las áreas sospechosas. Hay muchos tipos de instrumentos, cada uno diseñado para ver áreas particulares del cuerpo. Por ejemplo, un colonoscopio se usa para detectar crecimientos dentro del colon y un laparoscopio se usa para examinar la cavidad abdominal.

  • DIAGNÓSITCO POR IMAGEN


 

Se emplean varias técnicas para producir una foto interna del cuerpo y sus estructuras. Los tipos de métodos con imágenes incluyen: Ecografía, Tomografía computarizada, Resonancia magnética, Ultrasonido y Rayos X.

Detección temprana

La detección temprana aumenta las probabilidades de cura.
Los tumores menores a un centímetro de diámetro se curan en el 95% de los casos.

- Martín Richardet Subdirector del Instituto Oncológico de Córdoba

 

 

Causas

Casi el 80% de los cánceres son considerados esporádicos, es decir que no hay una causa clara. Por alguna razón, ciertos genes normales empiezan a mutar (cambiar), multiplicándose rápidamente y volviéndose malignos. Hay varias influencias ambientales que pueden causar estas mutaciones genéticas.

En realidad, muchos cánceres son evitables porque la mayoría de estos factores pueden controlarse eligiendo estilos de vida saludables.


Factores de incidencia:


Hábitos

Dieta: las dietas con alto contenido de grasa y colesterol son factores de riesgo comprobados en varios tipos de cáncer, particularmente el de colon.
Obesidad: a pesar de que no se ha establecido un enlace claro, la investigación indica que la obesidad puede ser un factor contribuyente en algunos cánceres.
Cigarrilos: aumentan considerablemente el riesgo de cáncer del pulmón, aún entre los no fumadores que son forzados a inhalar el humo de otros fumadores. Otros productos que contienen tabaco, como fumar en pipa y tabaco para mascar, están vinculados con los cánceres de la boca, lengua y garganta.

 

Exposición a:

La exposición prolongada a productos químicos como el amianto (asbesto), radón y benceno.
La exposición a altos niveles de radiación.
Los nocivos rayos ultravioletas del sol están vinculados directamente con el melanoma y otras formas de cáncer de la piel.

 

Otras enfermedades:

Algunos virus, incluyendo el de la hepatitis B y C, los del papiloma humano (HPV, sigla en inglés) y el virus Epstein-Barr, que causa mononucleosis infecciosa, han sido asociados con un mayor riesgo de cáncer.
Las enfermedades del sistema inmunitario, como el SIDA, pueden hacer que uno sea más susceptible a ciertos cánceres

El otro 20% de los cánceres es hereditario. Esto significa que el gene anormal responsable del cáncer es transmitido de padres a hijos, representando un riesgo mayor para ese tipo de cáncer en todos los descendientes de la familia. Sin embargo, el hecho de que alguien tenga un gene que causa el cáncer no quiere decir que esa persona automáticamente vaya a contraerlo. Si hay sospechas sobre cáncer hereditario los familiares deberían considerar asesoramiento y exámenes genéticos para determinar sus riesgos. Se recomiendan los exámenes de detección de cáncer con regularidad para las familias con alto riesgo; de esta manera, si el cáncer aparece, será diagnosticado en las fases iniciales cuando responde mejor al tratamiento.

 

Las señales de cáncer hereditario incluyen:

Varios familiares con cáncer.
Cánceres que ocurren antes de la edad normal.
Cánceres múltiples o bilaterales: por ejemplo, una persona con cáncer de mama que contrae también cáncer de ovario.
Tipos de cánceres raros o inusuales.
Orígenes étnicos: algunos cánceres son más comunes entre ciertos grupos de la población.

 

Prevención

Es muy importante el hecho de que muchos de los agentes que se consideran cáncerígenos son manejables por el hombre. En este sentido, al conocerse la relación entre un tipo de cáncer y un factor determinado, podemos dirigir nuestra acción hacia la eliminación del agente.

 

Con ese fin se deben tomar las siguientes precauciones:
No fumar
Evitar exponer al sol por tiempo prolongado, especialmente las personas de piel blanca o sensible.
Mantener una dieta adecuada, rica en fibras vegetales, frutas y baja en grasas.
Controlar el consumo de bebidas alcohólicas. Evitar los excesos de bebidas.
Mantener una adecuada higiene genital.
En los grupos de alto riesgo como lo son los trabajadores de ciertas industrias, se deben tomar las precauciones adecuadas para protegerlos y mantener un control médico periódico.
Evitar la exposición a radiaciones (Rayos X, etc) pues a la larga pueden causar trastornos.